Monitor Dell P2415Q 4K

Tras la compra del PC que os mostré en entradas anteriores el monitor era el único periférico que no le estaba a la altura. Me he pasado un par de meses preguntando a usuarios por Internet, estudiando detenidamente el mercado y ahora que me encuentro escribiendo este post delante de un Dell P2415Q 4K tengo que decir que ha merecido la pena.



Mis intenciones estaban más dirigidas a la edición de fotografía y vídeo que al gaming, pero está claro que a nadie le amarga un dulce. En la informática buscar el equilibro es mucho mejor que tirar para uno de los extremos. De todo el tiempo que le he dedicado al tema de los monitores sí que hay algunas premisas que recomendaría a cualquier usuario que estuviese interesado en hacer una compra similar. Vamos a enumerarlas:

1.- No compréis ningún monitor 1080p si tenéis pensado sobrepasar las 24 pulgadas puesto que veréis con claridad los píxeles de la pantalla. Incluso en algunas pantallas de 24 pulgadas se pueden observar, pero es bastante notorio cuando superamos ese margen. Bajo mi punto de vista no es nada recomendable.

2.- Si buscáis colores auténticos hasta el punto de que el mundo real os parezca tener peor definición, id a por un panel IPS.

3.- No os obsesiones con la diferencia de ms. El ojo humano no da para tanto. Otra cosa sería llegar a los 60ms. Ahí sí notaríamos las distancias cuando estuviésemos poniendo el monitor con un buen videojuego. Que 6ms de diferencia entre dos modelos muy distintos no sean la clave para elegir entre uno u otro.

4.- Monitor y gráfica van cogidos de la mano. El HDMI te estará ofreciendo 60Hz. Si tu gráfica no permite una conexión DisplayPort no vas a sacarle todo el jugo a un monitor 4K. Tenlo en cuenta.

5.- No es vital el 4K (3840x2160 píxeles) ni para la edición profesional ni para el gaming, pero si quieres dar el salto y escapar del 1080p te sale mucho más eficiente y rentable la diferencia de precio y adquirir 4K antes que un 2K.

Por lo demás había pensado subir algún vídeo mostrando un poco el unboxing y alguna que otra prueba de calidad de imagen pero en Youtube tenéis vídeos bastante buenos sobre este modelo en concreto con una edición muy profesional. Poco podía aportar que no se haya visto ya.

Eso no quita que os deje algunas fotos.

Aquí podéis observar la comparativa de proporciones que suponen enfrentar un monitor 4K con otro que ni tan siquiera es FULLHD. El marcador del partido de fútbol ocupa una franja más que considerable del monitor LG.


Estas comparativas normalmente suelen hacerse desde un monitor 1080p VS 4K. En estos ejemplos se observa la diferencia de una manera bastante más significativa. El navegador Internet Explorer en ambos monitores.


Dell es sinónimo de calidad y seguridad. En su diseño no hay nada a la ligera. Cuando escribo en la mesa que veis el monitor Dell no genera absolutamente ningún tipo de movimiento en contraposición al segundo monitor expandido LG que durante el tecleado más veloz parece que se esté marcando una bachata. La peana ofrece la posibilidad de poner el monitor en modo vertical.


Dell te hace llegar junto con el monitor el resulta de la Color Calibration Factory Report, en castellano el Informe de Calibración de Color y aunque haciendo una simple búsqueda en Google tenéis varias yo os dejo por aquí la mía, para todo aquel que la entienda y a su vez le interese.

La botonera de menú es comodísima y muy entendible gracias a una leyenda alineada con cada uno de los botones que nos indicará en todo momento qué opción le corresponde a cada botón. Se aleja totalmente de todas las demás botoneras que incluso a veces se encuentran en la parte trasera del monitor haciendo de ello todo un engorro. Podemos encontrar unos presets ya definidos para multimedia, películas, juegos, papel, cálido o frío, además de configurar a nuestro interés distintos niveles o incluso atajos de teclado.

Otra de las características que lo realzan es la posibilidad de conectarle dispositivos de lectura y carga rápida gracias a sus 4 puertos USB 3.0 lo que hacen del propio monitor el HUB perfecto. Cómo es lógico dentro de todas las demás conexiones encontramos una salida de auriculares. Además no será necesario que compréis ningún cable puesto que con él nos vendrá la conexión DP-mDP.

Si hablamos de su software lo más llamativo y curioso es la posibilidad de de estructurar la pantalla en cuadrículas a nuestro gusto para hacer las divisiones de las ventanas. De esta manera si acercamos cualquier aplicación abierta a uno de esos bordes que ya hemos delimitado con anterioridad la ventana ocupará la totalidad del espacio configurado. Podemos trabajar muy fácilmente con varios programas a la vez teniendo una visión conjunta de todos ellos.

Con respeto a la garantía Dell ofrece el intercambio de hardware limitado a tres años, lo que llevaría consigo el reemplazo gratuito del panel con tan sólo la aparición de un sólo pixel brillante o muerto. Recuerdo otras marcas como Sony que con otros productos solamente ofrecía el cambio de panel a partir de cinco píxeles muertos.

En resumidas cuentas si tuviese que ponerle algo malo sería solamente que no fuese más grande, algo que tiene una "fácil" solución, pasa por echarle más billetes y comprar el mismo modelo de 27 pulgadas. A su vez puede que en algún momento eches en falta un altavoz incorporado a pesar de que ningún monitor con esta características nos ofrezca un sonido de calidad y esta opción normalmente no está incluida en la mayoría de monitores de corte profesional. A pesar de estos dos detalles subsanables me parece lo mejor que el mercado ofrece por menos de 500€.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram