Brother, la mejor marca de impresoras

Desde hace muchos años el mercado nos ha metido por los ojos las nuevas impresoras multifunción con la que seremos capaces no sólo de imprimir, sino de hacer fotocopias muy de vez en cuando, de digitalizar documentos que a día de hoy escaneamos con cualquier móvil y una app gratuita, o de enviar ese fax que jamás hemos mandado. Eso sí, aunque queramos o no, tendremos que comprar dependiendo de la marca, cartuchos y cartuchos de tinta blanco y negro y color porque hay fabricantes que no funcionan si no es con todos ensamblados.


Juré tras comprarme una HP ENVY 4500 con función Wi-Fi que si me salía mala la próxima impresora sería una Brother. Mala no salió, lo siguiente. Podías echar toda la mañana configurando la red Wi-Fi que por cada documento en condiciones que te imprimiese te salían tres hojas a todo color con información de la impresora y la configuración de tu red. Una auténtica máquina de destruir billetes.

Necesitaba una impresora Wi-Fi -a día de hoy lo considero fundamental- y como nunca llego a imprimir nada a color empecé a pensar en la tecnología láser. Ahí fue cuando vi la Brother HLL2340DW Monocromo y Wi-Fi. La configuración inalámbrica bajo Windows es un poco costosa pero fiable. Necesitas un cable USB que no viene incluido puesto que la configuración a distancia no es buena. El caso es que en Apple la configuración la realizas en dos minutos, tras descargarte los drivers de la misma y haciendo la configuración vía Wi-Fi sin necesidad alguna de cable USB. Ambos sistemas operativos con las impresoras se comportan como el día y la noche. En este caso Apple es comprar tiempo y con ello comprar vida. A su vez, si quieres imprimir desde un iPhone no tienes que hacer absolutamente nada, tan sólo estar conectados a la misma red Wi-Fi y darle a imprimir. Nada más.

La impresora tiene función a doble cara, ahorro de tóner y una velocidad espectacular y viene acompañada de una carga gratuita con capacidad de 700 folios. Puedes encontrar recambios compatibles por menos de 20€. Creo que lo único que puedes echar de menos es imprimir en color. En cuanto al precio es algo más elevado que otras que resultan hasta tres veces más baratas, pero merece la pena a pesar de que roce los 90€.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram