Apple murió con Steve Jobs

Siempre he formado parte de la escuela empírica, la más cara, puesto que no existe mejor modo de comprobar con nuestros propios ojos y en nuestras propias carnes el porqué de cada gadget. Siempre he dicho que cuando alguien se posiciona ante una de la dos principales marcas tecnológicas para defenderla de ataques de terceros o de empresas rivales es porque es lo suficientemente tieso como para no gastarse dinero en ambas. Con esto quiero decir que me evado de cada gratuito pero a veces divertido debate sobre los versus que no paran de sucederse. No soy persona de elegir entre ketchup o mostaza. He trabajado con Apple, con PC, Android, disfrutado de una Xbox 360 y PlayStation 3. Otra cosa no, pero objetividad tecnológica reboso.

Tengo un iMac de 2008, un Core 2 Duo que tras una Canon 5D MK II, una GoPro HERO 2 y una Sony Cybershot RX100 ha dejado de bailar con la soltura que lo hizo en sus tiempos, a pesar de llevar en lo alto en una ampliación a posteriori de RAM. Es por ello por lo que necesitaba un nuevo equipo, equipo que tras las numerosas Keynotes de 2012 decidí. MacBook Pro Retina de 15''. Unos 2337€. Un pastizal. Intel Core i7, 8Gb de RAM DDR3 y 256 Gb de SSD. En su momento no fui capaz de ver más allá, pero no se imaginan ahora como agradezco su falta de stock cuando me dijeron que no era posible adquirirlo en ninguna Apple Store un mes después de su salida a mercado. Es objetivamente caro, eso lo sé y lo sabía, pero estaba dispuesto a pagarlo. Estaba.

Bajo la batuta de Steve Jobs, Apple era Apple. Una empresa innovadora y con un más que cuidado diseño capaz de marcar el camino hasta lo actual. Recordemos que nuestros Androids son como son gracias al iPhone. En otras ocasiones solamente era buen marketing, algo como a una vídeollamada se le llamaba FaceTime y se le ponía un lacito rojo. Eran Los Morancos del mundo geek, capaces de lo peor y de lo mejor, pero durante el pasado 2012 han hecho recopilación de sus peores sketches.

Podríamos resumirlo en sus innumerables actualizaciones sin sentido: el Nuevo iPad que dejó de serlo a los seis meses, el iPad Mini con un iPad Mini Retina sobrevolándole, Mapas, un MacBook Pro Retina de 13'', 1779€ de ordenador incapaz de integrar una gráfica dedicada. La configuración de Fusion Drive de serie cambiando después de unos meses con el iMac de 21'' ya a la venta - pobre de aquel que lo  compró, quiso y no pudo - la sombra el iPhone 5S al trimestre, 768Gb SSD a 1026€, 2079€ de iMac no provistos de un Intel Core i5, 512Mb de una GeForce GTX 660M de Nvidia no ampliables, etcétera.

Hay que decir a todo esto que mi experiencia con el iMac de 24'' de 2008 ha sido maravillosa. No tendría porque afectarme lo acaecido este pasado año, así que qué mejor manera de volver a repetir con un nuevo y flamante iMac de 27''. Una configuración que rondaba los 2600€, Intel Core i7, Fusion Drive, 1Gb de Nvidia GeForce GTX 675MX y alguna que otra pegatina con la manzanita. Una máquina que me hizo olvidar por completo el MacBook Pro Retina 15'' el cual deseché ya que tras varias intentonas me fue imposible comprar. Pero ahora viene lo mejor, lo increíble de una empresa que aunque diseñe en California, fabrica en China - ahora también en USA - la imposibilidad de tener a día de hoy el iMac de 27'' habiendo sido presentado en octubre y eso amigos, ya era demasiado.

Apple, tras la muerte de Steve Jobs, se ha terminado convirtiendo en la parodia y la mofa de la que era víctima hace unos años. Ahora ya ha dejado de ser una cuestión económica para convertirse en una perdida absoluta de excelencia. No dudo ni dudaré de la calidad y capacidad de innovación de sus productos y de todo su equipo técnico - menos del fenómeno responsable de Mapas - pero el que suscribe lo hace desde su nuevo PC portátil. Decisión tomaba en primer lugar por las negadas opciones y la palpable imposibilidad que me han ofrecido desde Cupertino. La otra razón la entenderán perfectamente cuando comparta la review.

2 comentarios:

  1. Gran post sobre la grata experiencia durante muchos años con la compañía pero, a su vez, de una gran decepción en los últimos meses.

    En mi caso también ha sido algo similar. Desde que mi antigua torre PC echase fuego hará cosa así de 9 meses, llevaba desde la pasada primavera esperando como agua de mayo una actualización de sus famosos equipos de sobremesa iMac, porque me negaba a comprar uno que ya estuviese en el mercado. Es una de las cosas negativas que siempre tendrá esta compañía: corres el riesgo que la novedad del producto se te muera en 6 meses (fíjense en la cara que se les quedó a los que vieron la Keynote de octubre desde su iPad3 y viendo cómo presentaban el iPad4).

    Desde mayo esperaba iMacs nuevo y, efectivamente, estos llegaron al mercado en octubre pero a un precio INSULTANTE. Insultante en su configuración y, sobre todo, en su tiempo de espera. Es cierto que son potentes máquinas con el mejor diseño del mercado (eso nunca lo negaremos). Pero señores, en mi caso particular, y supongo que en el de muchos, mi bolsillo no estaba dispuesto a deshacerse de más de 2.000€. Terminé encontrando una configuración perfecta para lo que ahora mismo busco por 4 veces menos de precio.

    Así que le deseo a Apple mucha suerte para convencerme cuando tenga que renovar el portátil, porque será el siguiente en la línea de mi obsolescencia programada.

    ResponderEliminar
  2. Ya me gustaría tener grabada tantas y tantas 'discusiones' que hemos tenido sobre este tema. Yo ahora no quiero venir de tío listo con eslóganes tan casposos como el 'ya os lo dije', pero una cosa me tenéis que reconocer, y es que algo de razón tenía cuando decía lo que decía, que no era otra cosa que las malas artes que la empresa Apple esta utilizando para aprovecharse de su ejército de zombies descerebrados en expansión.

    Ya sabéis a lo que me dedico, estoy todo el día enganchado a Photoshop, trabajo con las mejores cámaras del mercado y el 90% lo trato en 1080p, y aun así siempre he dicho que un PC con Windows 7 (y si, también con el service pack II de XP) y bien equipado en sus entrañas es una máquina potentísima, estable y con un control y versatilidad del OS que más quisieran otros. Y así de claro lo digo, jamás de los jamases he tenido problemas con el PC, salvo las averías y desgastes de hardware que son universales de cualquier aparato eléctrico.

    Y esto sin entrar en tema precio, que esa es otra. Siempre he dicho que no se trata de tener o no tener dinero para comprar un producto Apple, sino juicio y cordura.

    Me alegra que hayas vuelto a la senda de la cordura, el camino de la libertad, ese sistema que nos vio crecer y tantas alegrías nos dio, sin pedirnos nada a cambio... bueno, algún pantallazo azul en sus tiempos :)
    Disfruta de tu nuevo equipo, sé que te va a sorprender gratamente.

    ResponderEliminar

Instagram