Sacarle partido a un Blanco y Negro

La fotografía en blanco y negro sigue teniendo ese "nosequé" tan característico que la convierte en algo tan especial. A pesar de que el color llegó a nuestras vidas hace bastantes años nunca está de más probar con una sesión de éstas.


Lo que si diré y permitidme calificarlo esta vez como norma indiscutible, es que nunca hagáis una foto con la opción del Blanco y Negro de vuestra cámara. A día de hoy hay múltiples softwares que te facilitan la conversión hasta lo absurdo, pudiendo jugar con los valores que más te interesen en ese momento y de esa forma no desarrollar una foto insulsa. Siempre dispararemos en color para posteriormente convertir a nuestro antojo.

Para mí una foto en blanco y negro tiene que tener un porqué, aunque no sepas ni tan siquiera explicarlo, pero tiene que tenerlo. No cualquier foto luce en esta técnica. Cada cosa a su momento. Ahí es donde entra el criterio personal de cada uno, ahí es donde entra el fotógrafo.

Vigilar la ISO que puede dar algunos disgustos. El ruido bien medido es precioso, pero si nos pasamos con él las luces quedarán exageradas y no será vistoso. Por mi experiencia las fotos nocturnas y de estudio siempre me han dado mejores resultados a la hora de adentrarse en el mundo monocromo, pero no olvidéis que en esto de la fotografía los que mandáis sois vosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram